Vía Verde del Bidasoa

La ruta propuesta comprende desde Doneztebe (Santesteban) hasta Endarlatza. Se propone recorrerla en este sentido, aprovechando la suave pendiente de descenso junto al Bidasoa.

Km 0
El recorrido se encuentra con facilidad en un parque a la salida de Doneztebe , en la orilla izquierda del Bidasoa. Junto a un puente se localiza una ancha plataforma con firme de hormigón perfectamente transitable y con bancos para el descanso del paseante. Precaución porque en este tramo no circulan sólo peatones y ciclistas: algunos vehículos, que tienen acceso por la traza ferroviaria a fincas colindantes, recorren esta ruta. A pesar de que tienen limitada la velocidad, es recomendable estar atentos para prevenir los posibles peligros.

Km 7
Inmersa en un denso bosque galería, la vía atraviesa tres túneles de 15, 70 y 90 m respectivamente, a través de los cuales, y tras recorrer 7 km de vía, se llega aSunbilla . Esta localidad se reparte entre ambas orillas del Bidasoa, unidas por un magnífico puente medieval. Se recomienda la visita a este pueblo y a todos los del Baztán, Bertizarana, Malerreka y las Cinco Villas, caracterizados por los caserones de piedra con la omnipresencia de flores en las ventanas.

Pasado Sunbilla, la vía penetra en un tramo donde el río se encaja más entre las montañas. El firme de hormigón pasa a ser de tierra a unos 2 km del pueblo, pero mantiene una muy buena calidad de tránsito. En este tramo se atraviesa un túnel de 208 m en curva y a oscuras: conviene llevar linterna. El Bidasoa acompaña siempre a la vía a escasos metros. Cada cierta distancia irán apareciendo pequeños diques que alimentan centrales eléctricas. Para evitar que los diques impidan la remontada de los peces se han construido “escalas fluviales” por las que éstos pueden superar los desniveles.

Km 15
Entre prados y bosques, en la orilla opuesta a la saturada carretera nacional, la vía camina plácidamente hasta Bera (Vera de Bidasoa) sin atravesar ningún núcleo urbano.Entre prados y bosques, en la orilla opuesta a la saturada carretera nacional, la vía camina plácidamente hasta Bera (Vera de Bidasoa) sin atravesar ningún núcleo urbano. En el km 15 unas solitarias ruinas, que ahora acogen toneladas de astillas de una maderera, son el único testimonio de la antigua estación de Igantzi (Yanci).

La vía enfila hacia el cruce de Lesaka (km 21) atravesando un nuevo túnel, este iluminado , (Onbordi) de 160 m. La zona del cruce de Lesaka, donde antes estaba su estación, se ha visto alterada por la construcción de una gasolinera y un aparcamiento de camiones, cuyo impacto se ve compensado con la presencia de un agradable restaurante.

Después del cruce, tras superar otro túnel, también iluminado , de 120 m en curva, la vía aparece de nuevo asfaltada. Le siguen una vieja fuente y un búnker desde el que se vigilaba las orillas del Bidasoa (con entrada por un pequeño túnel con origen en la propia vía), elementos que dan un colorido especial al camino. Entre zonas de gran belleza, pasando junto a algunas pasarelas que cruzan el río, se llega a un punto donde la vía atraviesa la variante de carretera de Bera. Hay que tomarla y seguir unos 100 m por su lateral (dirección norte) hasta la desviación de entrada al pueblo que enfilamos para, en seguida, a la izquierda y antes de cruzar el puente, llegar de nuevo la vía.

Km 22

Km 22
Tres kilómetros más adelante se recupera el firme de tierra y se penetra en otro de los tramos más espectaculares de la línea: la llegada a Endarlatza .En el km 22 está Bera , villa que posee un conjunto urbano increíblemente hermoso, marcado por la exuberancia de sus mazos de flores en balcones y ventanas de casas, todas de singular belleza y tipismo. El pueblo, cuna de los Baroja, se sitúa en la orilla opuesta, a la que se llega por el precioso puente medieval de San Miguel . Tras este punto, nuestro camino continúa sin obstáculos.

Tres kilómetros más adelante se recupera el firme de tierra y se penetra en otro de los tramos más espectaculares de la línea: la llegada a Endarlatza . En esta zona el Bidasoa encaja su cauce, obligando al ferrocarril a construir varios túneles para pasar por las escarpaduras. En total se cavaron cinco galerías, una de ellas de 195 m en curva. Otra posee una curiosa apertura en el lateral que da al río, formando un peculiar, aunque algo peligroso, mirador sobre el Bidasoa. En el km 28 se llega al puente de Endarlatza. Desde este punto hasta su desembocadura el río se convierte en frontera natural con Francia. Por ello la carretera nacional salva el cauce y se sitúa en paralelo al ferrocarril en la orilla española del río. Este puente es el punto propuesto para fin del recorrido por la Vía Verde. Desde aquí aún son divisables, con gran dificultad, algunos kilómetros más de plataforma, pero sucesivas ocupaciones del trazado impiden el libre tránsito. A 10 km está Irún, pero si se quiere seguir hasta esta localidad tendrá que ser por carretera, por lo que conviene extremar las precauciones. Si todavía quedan ganas para recorrer algunos kilómetros más se recomienda llegar a Hondarribia (Fuenterrabía), localidad costera y con un magnífico casco antiguo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Euroveló, País del Bidasoa, Vía Verde y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s